¿Sabias que? Madrid y la estatua embrujada

Después de mucho retomamos nuestra querida sección de curiosidades alrededor del mundo. En algún momento ya hablamos de esta ciudad pero cuando la conocimos nos contaron esta historia que nos llamo la atención.

En la Plaza Mayor, epicentro de las reuniones del pueblo, hay una estatua ecuestre de Felipe III. La historia cuenta que hace años atrás creían que la estatua estaba embrujada, esto se debía a que cuando había días de calor salia un olor nauseabundo de la misma. Nadie podía entender que era lo que pasaba pero la estatua de bronce tenia días donde hacia imposible el paso por la plaza.

Años mas tarde, en el 1931, en el marco de la proclamación de la Segunda República española, un grupo antimonarquista decidió ponerle una bomba por la boca del caballo. Y ¡BOOM! fin del misterio. Resulta que esta abertura no solo sirvió para el atentado si no también para las palomas y gorriones que entraban para refugiarse, pero no podían salir. Con los años los cadáveres se fueron acumulando, y los días de calor hacían efecto sobre el bronce generando este horrible olor.

Fue así como en su reconstrucción decidieron cerrarle la boca a la estatua y evitar mas pájaros atrapados.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

*Foto propia

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!