Viajes y sensaciones, ¿realmente se termina un viaje?

Siempre que empiezan los días previos a un viaje tengo mariposas en el estomago y nervios, ¿Como puede ser que después de tantos años viajando y me sigan pasando estas cosas?

Creo que es por todo lo que significa entablar un nuevo viaje, que en realidad no es eso, es un conjunto de sensaciones, sorpresas y anécdotas que se van a quedar con nosotros para siempre. Algunos van a quedarse en nuestras fotos, otros en nuestros diarios (se los recomiendo) y los mas importantes en nuestro corazón.

Hace como 20 años, si no son mas, recuerdo una tarde en la provincia de Misiones con mi papa, el estaba lavando el auto en un salto cercano a donde estábamos parando, y yo estaba jugando por ahí, y de repente el lugar se empezó a llenar de mariposas, a tal punto que se posaban encima mio. Fue un momento tan maravilloso que me regalo el viaje que hay día de hoy lo recuerdo y se me dibuja una sonrisa.

Para mi viajar es eso, una conexión con nuestros sentimientos, nuestros sentidos, nuestra capacidad de asombro y nuestra curiosidad.

Los viajes se comienza a vivir desde que los soñamos, luego los planificamos, algunos durante meses. El mágico momento en el que se convierte en realidad nos llega y se queda con nosotros por siempre. Se revive cada vez que recordamos un momento, que le contamos a otros o simplemente ir a abrir la heladera ver ese imán que te trajiste y sonreír porque sabes lo que te dejo.

Así estoy, a pocos días de partir, filosófica…¿realmente se termina un viaje? me pregunte hoy, yo creo que no, solo se vuelve parte de nosotros.

Gracias por leerme

13501_10206552721686455_5655533870172483443_n

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!