Diario de Viaje: Florencia una ciudad inolvidable

Día 4: Amanecimos en Roma, contentos de respirar historia en cada esquina, nos levantamos muy temprano, nos fuimos a desayunar una exquisitos panes caseros con nutella y arrivederci Roma!!

Después de un viaje de 10 minutos en tranvía ( el que por cierto dado que nos íbamos decidimos adherir a la costumbre local y no pagar , sisi leyeron bien, la mayoría de la gente no paga el bus ni el tranvía )  llegamos a Termini.
A las 8 de la mañana estábamos arriba del tren, realmente impresionante. Nuestro pasaje era para Primera ( una de esas mágicas promociones de internet nos permitió sacarla al mismo precio que la económica ) , una mesa par cuatro personas nos esperaba.  
Realmente en Argentina no tenemos servicios como ese y estábamos muy impresionados.
Un hermoso paisajes por la campiña romana y 300km por hora nos acompañaron en el recorrido. Realmente uno entra en el clima y se imagina las legiones de miles de soldados de la roma antigua desfilando por los paisajes. 
Para las 10 de la mañana ya estábamos arribando a la hermosa Florencia. Caminamos las dos cuadras que nos separaban de nuestro hotel, el hotel en el que nos alojamos fue el “Hotel París”. Realmente un lugar muy lindo y cerca de todo. Tienen una bodega donde podes dejar tu valija tanto antes del check in como después del check out , también el hotel es muy lindo y muy a juego con la historia de Florencia. Cuentan con un desayuno super abundante en un salón que te saca el aire de lo hermoso que es.
Una vez listos, comenzamos a caminar. A la primer cuadra entramos en la primer Iglesia que vimos, que resulto ser la la Basilica de San Lorenzo. Muy sobria por dentro y muy antigua. Pequeña pero muy fiel a su estructura original, la recorrimos en menos de 15 minutos. A la cuadra siguiente nos esperaba la maravillosa Catedral del Domo, o Santa María del Fiore. 
Cuando llegamos el baptisterio estaba tapado por refacción de forma total(y todavía no seria el ultimo lugar). Muchas gitanas pidiendo y mucha gente durmiendo en la calle. Algo que no habíamos visto en Roma, al menos en esa cantidad.
Una vez frente a la iglesia, ingresamos por una de sus grandes puertas y tomamos una guiada gratuita que es ofrecida por estudiantes. Solo había ingles en ese horario, pero lo interesante fue que las 5 personas que lo tomamos hablamos español y todas eramos de sudamérica.
Un techo gigante y las pinturas increíbles nos sorprendieron en su interior. En su exterior conocimos su campanario  y pudimos ver todos los detalles que nos comento nuestra guía. 
Continuamos con el recorrido hasta llegar al palacio Veccio, donde estuvimos en su plaza mirando la hermosa arquitectura que la acompaña.
Ya el hambre comenzó a hacerse presente por lo cual fuimos a comer en  un pequeño local que era super pequeño. Pedimos nuestra comida y cuando nos damos vuelta la moza trajo comida congelada para calentar. Nuestra cara fue de sorpresa, pero cuando la probamos  era exquisita!! y lo mas importante, comimos los tres por 20 euros.
De ahí caminamos al hotel para dormir una siesta y poder seguir ya que el cansancio se estaba empezando a sentir. Después de dos horas ya estábamos de vuelta en el camino. 
Otra vez llegamos hasta el Duomo y mis compañeros de ruta se tiraron de cabeza a la heladería  a comer un helado gigante. Otra vez llegamos hasta el Palacio Vecchio y finalmente pudimos entrar. Sacamos nuestro ticket y una vez a dentro del salon principal empezamos a escuchar ruidos de bombos afuera, cuando nos asomamos a la ventana vimos una manifestación frente al lugar. Realmente no era un experiencia que esperamos tener en Florencia cuando las sufrimos todas las semanas en Argentina.
El Palacio Tiene un gran salón de bailes donde hay enormes esculturas de mas de cuatro metros cada uno, durante todo el recorrido se pueden ver impresionantes pinturas sobre techos, paredes y hermosos mosaicos en el piso. Al final del recorrido cruzamos a la galería de esculturas y tomamos algunas fotos ( Realmente algo que no pueden dejar de hacer si deciden ir a Florencia) 
Luego fuimos al puente Vecchio, ya era de noche, lo cual le daba un marco inigualable.  De regreso al hotel pasamos a buscar comida por un supermercado que habíamos visto en una de las particulares callecitas de Florencia ( nos perdimos 2 veces  hasta llegar a el) supermercado y lo que mas llevamos fueron chocolates suizos. 
En el hotel encontramos unas camas muy cómodas que nos dejaron descansar muy plácidamente durante esa noche, previa a una gran comida basada en papas fritas sándwiches y chocolates, cerramos el día de manera genial  y chau al hermoso día en Florencia, lo cual nos dejo un sabor amargo, es tan hermoso que nos hubiese gustado pasar unos días mas.
De todas formas mañana nos esperaba un laaaaaaargo dia y nos quedaba un resto de Florencia…. 

Please follow and like us:

2 pensamientos sobre “Diario de Viaje: Florencia una ciudad inolvidable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!