Diario de viajes: Rafaela y su costumbres de casamientos

Hola gente, hoy nos encontramos contándole una nueva experiencia como viajeros, un fiesta de casamiento en Rafaela, Santa Fe. Decidimos ponerlo en diario de viajeros ya que el viaje se ha convertido en una gran y hermosa anécdota.
Partimos el sábado a las ocho de la mañana desde Buenos Aires hacia Rafaela. Para ello nos embarcamos en nuestro auto y salimos con el mate lleno. Hasta Rosario viajamos sin problemas y trascurría todo normalmente. Una vez pasando por ahí ya estábamos medios aburridos por lo que decidimos empezar a contar caballos. A medida que pasaban los kilómetros empezamos a sumar caballos en la cuenta y así pasamos el rato, hasta que terminamos discutiendo por eso. Después de la ruta 9, entramos en la autopista 1 que une Santa Fe con Rosario, que por suerte también es autovía. Luego tomamos la ruta 19, también armada como autovía uniendo de Santa Fe a Córdoba.
Tanto en la 1 como la 19,  el paisaje es de campo y llanura…verde y amarillo nada mas, y en la ruta nro.  1 peor aun ya que ni estaciones de servicio hay. Como si no alcanzaba con el paisaje monótono nos habíamos olvidado el pendrive con la música por lo cual buscábamos una radio para poder escuchar en el  camino. A la altura de Santo Tome empezamos a escuchar primero una radio que pasaba todos temas románticos y después radio am.
Después de muchos kilómetros llegamos a  la ruta 34 que nos llevaría a nuestro destino final: el hotel  Campo Alegre. Dejamos el auto y fuimos a hacer el check in correspondiente a las 15 hs. Como el lugar tiene restaurant pedimos si podíamos almorzar algo pero como la cocina cierra 13:45 no pudieron hacernos nada, enojados fuimos a un supermercado tipo shopping y comimos algo rápido. El sol para esa hora ya pegaba fuerte así que derecho al hotel a tomar una merecida siesta. Posterior a un descanso nos pusimos a prepararnos para el evento.
A las 21.30 llegamos a la hermosa catedral de Rafaela. Muy bien cuidada, algo que realmente es destacable ya que muchas veces en el interior del país los edificios están muy dejados. Después de una corta ceremonia nos fuimos al hotel donde también era la fiesta. Para las 22.30 estábamos en el salón.
A diferencia de lo que pase en Buenos Aires parece ser que en Rafaela la gente no se levanta a saludar a los novios, se comen todos los platos juntos, la mesa dulce viene a tu mesa y te sirven papas fritas a las 4 de la mañana (cool).
Para las 5 de la mañana ya estábamos con unas copas de más( de mas a las copas de mas 😛 ), llenos y listos para caminar los 100?? metros que nos separaban de nuestra habitación. A dormir un rato y a levantar para emprender la vuelta.
Suculento desayuno y comenzamos el regreso. Con una parada en Santo Tome para comprar frutillas seguimos hacia San Lorenzo donde paramos a hacer una excursión,  (que van a poder ver en otro post). Después de un almuerzo muy tranquilo en el centro del pueblo, emprendimos el último tramo del regreso.
Fue un viaje totalmente distinto a los que estamos acostumbrados, y nos sorprendimos de lo diferentes que pueden ser las costumbres pese a estar tan cerca.
Cuéntenos ustedes si pudieron asistir a una boda fuera de su provincia o país y cuales son sus costumbres.
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!