Diario de Viaje: Amsterdam express

Nuestro vuelo de Madrid a Ámsterdam fue sin problema en el aire, el único inconveniente que se presentó fue en el aeropuerto, cuando sin saber habíamos comprado un ticket había para Iberia Express la cual es Low Cost por lo cual nos cobraron aparte las valijas.

Una vez llegados a destino, nos acercamos a las maquinas expendedoras de boletos y compramos un ticket en tren. Dentro del mismo aeropuerto se accede a la estación.  Ojo que hay personas pidiendote “Ayuda” para que les compres un boleto o les des plata. Llegamos y nos ubicamos en el tren, el cual nunca salió por una falla técnica, así que tuvimos que acarrear nuestras valijas a otra vez.Estacion Central
Llegados a la estación central, caminamos unos metros y encontramos el tranvía. Sacamos un boleto de 2.90 euros, que nos habilitaba una hora de viaje. Así llegamos a nuestro hotel Europa 92. La habitación era re contra pequeña pero tenía una cama cómoda y un baño bastante más grande de lo esperado. Como llegamos de noche salimos a comer , y como era San Patricio decidimos unirnos a la fiebre verde.

Luego de caminar un poco y no encontrar nada que nos gustará, terminamos arribando a un bar Irlandés con una banda en vivo. Tomamos tres cervezas con un mix de hamburguesas y un Pancho con chucrut que nos costó en total 40 €. Como todos saben Ámsterdam es famosa por sus coffee shops, nuestro consejo es que independientemente que si desean o no probar algo, es visitar alguno ya es interesante ingresar para ver cómo funciona el lugar.

San Patricio
Al día siguiente comenzamos temprano y tomamos nuevamente el tranvía, pero ahora pagamos 7 €, para poder viajar durante 24 horas. Así volvimos a la estación central y tomamos el tren hasta por 7.90 euros a Koog-Zaandijk. Luego de 30 minutos de viaje aproximadamente, nos bajamos para ir a visitar la zona de Zaanse Schans. Para llegar a los molinos hay que bajarse y caminar unas cuadras hasta llegar a la zona, lo bueno es tan sólo con salir de la estación, encontramos una máquina expendedora de mapas, la cual rápidamente permite ubicarse.Molinos y nublina

Las calles son grandes y muy pintoresca. Llegamos hasta un puente que cruza al antiguo pueblo. Los molinos de este lugar son de molienda de granos y fabricación aceite, aunque algunos han servido como aserraderos, pero lo más interesante es que también hay una fábrica de queso y una de suecos. En esta última disfrutamos de una demostración de cómo se hacen. Para conocer un poco más en detalle este recorrido los invitamos a ingresar a este link con la nota completa.

El clima durante todo el paseo fue espantoso,  pensamos que así es en esa época, con mucho frió y neblina,  pero al hablar con la gente del lugar, nos dijeron que ese día de no era normal, si no que en marzo son casi todo el tiempo soleado.  De todos modos es un pueblo que imita a caminar y recorrerlo, pero sin duda con un poco de sol puede ser más atractivo.

Terminado el paseo caminamos de la estación para volver. Llegamos a la estación Amsterdam Central y fuimos con el tram hasta la casa de Ana Frank. Solamente vimos su estatua dado que la cola para ingresar daba la vuelta a la esquina, dado que solo teníamos ese día en la ciudad decidimos ir entonces a la plaza Dam.  Los edificios que rodean la plaza son bellísimos y hay mucha gente, no solamente paseando, sino también haciendo cosas a cambio de monedas, lo cual dificulta un poco sacarse una foto sin que alguien pida algo.

Continuamos camino por el mercado de Flores. Honestamente yo esperaba EL MERCADO, pero cuenta más o menos con 2 cuadras de largo, lo cual a mi me desilusiono un poco. Hay varios puestos muy variados de flores, donde puedo ver los clásicos tulipanes hasta Kits para principiantes para cultivar marihuana. No todos dejan tomar fotografías. También hay una gran cantidad y variedad de cactus raros para nosotros, que nos llamaron la atención.Mercado de Flores

Terminada la vuelta fuimos al rijksmuseum, donde no entramos porque era fundamentalmente de arte, algo que no nos llama demasiado la atención, por lo que fuimos hasta  para sacar la clásica foto en el Iamstardam.

El frío para ese momento del día era realmente impresionante, por lo que hicimos una escala técnica para tomar algo caliente y continuamos hacia  por el Red light district. El distrito no es muy grande pero eso desde podemos encontrar shows eróticos, con sexo explícito y hasta una casa de preservativos. Como fuimos temprano no había muchas chicas a la vista y las que había eran para gusto particulares, hablamos de señoras de 60 para arriba. La verdad es un paseo interesante para hacer, ya que no es algo a lo que estemos acostumbrados por estas latitudes. Hay que tener muy en cuenta que bajo ningún punto de vista se debe  sacar la cámara para retratar el momento porque se te tirar encima porque esta prohibido.

Calles de la Ciudad

Caía la noche en una Amsterdam congelada, una ciudad que muestra la importancia de la tolerancia y el respeto por las libertades individuales. Es interesante ver como turistas de fiesta y locales conviven en el mismo lugar. Es una ciudad curiosa, de casa estrechas pero altisimas, es linda pero gris, y a sus vez las flores la llenan de color. Amsterdam es una experiencia diferente que solo uno puede describirla. 

Nosotros nos despedimos de ella, para cumplir un sueño…conocer Berlin.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!