San Nicolas, calor y relax

para iniciar este 2016 decidimos hacer un viaje relámpago, cerca de casa. El destino fue elegido muy rápido ya que solo se buscaba descansar. Buenos Aires tiene varios lugares inundados, lo cual esto redujo un poco el mapa. Así fue que llegamos a San Nicolas.

Nos fuimos por la querida ruta 9, camino a Rosario. En 2 hs llegamos, mientras viajábamos acompañados por los camiones del Dakar, ya que ese fin de semana se largaba la carrera.

20160102_095602

Llegamos con un calor super agobiante, arrancamos por una feria camino a la Iglesia. No era una feria artesanal, si no esas ferias de barrio donde podemos comprar cosas ricas y frescas. Compramos algunos quesos y frutas y seguimos viaje.

Asi llegamos al santuario de la Virgen de San Nicolas. Ojo que en la zona hay varios trapitos, que para los que no saben son gente que cobran por cuidarte el auto.

El predio de la iglesia es gigante, con muchisimo espacio para cuando es la fecha de la virgen y ese patio se llena hasta el tope. En el centro, en una colina la Iglesia. La misma esta en construcción, por lo que no es tan linda como puede llegar a ser su versión final, ademas es una estructura moderna, algo muy distinto a lo que estamos acostumbrados. Lo que hay que entender es que es un espacio pensado para grandes cantidades de fieles, lo cual contrasta con lo que estamos acostumbrados. Para llegar a la virgen hay que pasar a un primer piso y hacer la fila20160102_113507 20160102_113605 20160102_114150 20160102_114929.20160102_113249

Luego con pleno calor, fuimos a un mirador, muy lindo, pero imposible de bajarse con los mosquitos acechando. Continuamos por la costanera, la cual es pequeña y no esta muy cuidada en una parte. Intentamos ir a una casa museo, pero la misma estaba cerrada por lo que seguimos de largo a buscar un lugar para comer.

Así llegamos a un restaurante a degustar un pacu en milanesa. Luego fuimos al hotel y nos dedicamos a descansar.20160102_182639

Por la noche fuimos hacia la laza principal,la cual es muy hermosa y tiene mucha vida a su alrededor gracias a los bares y restaurantes. Tiene una hermosa iglesia con una típica fachada colonial, la cual sin duda vale la pena ver.

Al día siguiente emprendimos regreso temprano, ya que el calor azotaba y el trafico prometía ser infernal por el regreso de fin de semana largo. Así fue nuestro paseo express por San Nicolas, el cual sin duda repetiríamos para descansar.

 

 

 

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!