Mary King´s Close: Conociendo Edimburgo bajo tierra

La ciudad de Edimburgo, en Escocia, esta desbordada de historias misteriosas que provienen de una época en la que, el hecho de estar vivo, ya era una proeza digna de festejar. Muchas de esas historias están relacionadas con sus llamados “closes”,  que son como pasajes formados entre dos edificaciones que daban como resultado una suerte de corredor en forma de callejón. Es allí donde se contenía gran parte de la vida social de la ciudad en el siglo XVII .

Uno de los pasajes más famosos es sin duda el de Mary King, el cual esta ,literalmente, sepultado debajo de las edificaciones que se construyeron a lo largo del tiempo. Si bien el callejón se encuentra tapiado por el edificio del ayuntamiento actual de la ciudad, es posible acceder por medio de una visita guiada, desde que volvió a abrirse al público en el año 2003, pudiendo experimentarse la vida, trabajo y muerte de mucha gente de la vieja ciudad de Edimburgo.

En la visita se puede ingresar en casas de distintas familias que, habiendo vivido en condiciones de higiene muy precarias, subsistía en una época donde la expectativa de vida promedio no superaba probablemente los 40 años. Así, distintas viviendas ubicadas formando pisos superiores, los mejores acomodados socialmente, sobre los primeros asentamientos, y los más desfavorecidos, permiten conocer cómo era la vida cotidiana de esa gente, que pagaba un precio muy alto por vivir en la sociedad moderna de ese entonces, dentro de la pequeña ciudad amurallada de Edimburgo.

La historia de este callejón está muy ligado a la época de la plaga que azotó a la ciudad en 1644, probablemente venida desde la zona continental de Europa por medio de barcos que llevaron ratas con pulgas. Se cuenta que una parte considerable de la población escocesa sucumbió en todo el territorio.

Durante el recorrido del callejon se desmontan algunos mitos como aquel que cuenta que a las víctimas se las dejaba encerradas para dejarlas morir de hambre, de lo que se desprende la verdadera historia, protagonizada por los médicos que de forma muy rudimentaria se acercaban a cada casa para intentar curar a la gente. Se cuenta que, durante los brotes, los enfermos se encerraban en sus casas y colocaban una bandera blanca en la ventana, de modo que pudieran ser identificados y tratados, además de recibir comida sin tener que salir. La labor de los médicos habría de ser muy cuidadosa, dada la gran posibilidad de contagio, y además, considerando que no existían tratamientos eficientes para su prevención, cura y erradicación.

 

Otro detalle interesante es que durante la 2da Guerra Mundial, el callejón de Mary King fue utilizado como refugio, aunque solo por precaución, ya que Escocia no fue un terreno protagonista en el conflicto bélico.

 

Nuestra experiencia en la visita fue interesante, empezando por el hecho de que se realiza por la noche, y las callecitas están iluminadas solo por la luz artificial. Es difícil imaginar cómo hacía la gente de aquella época para que en lugares tan escondidos les llegue luz natural. Probablemente tampoco tenían demasiada suerte con las lámparas de aceite y demás artefactos basados en el fuego, dados los pequeños espacios en los que vivían hacinados, en algunos casos hasta varias familias en solo unos pocos metros cuadrados de superficie.

El paseo se vive como una verdadera experiencia digna de una máquina del tiempo, y no cuesta mucho pensar lo afortunados que somos por vivir en el siglo XXI, con toda la tecnología disponible. Son muchos los detalles que ofrece la visita, y principalmente obliga a la reflexión sobre todo lo que han pasado las sociedades y las personas antes de convertirse en lo que somos hoy en día como humanidad.

Cada ciudad con sus ventajas y desventajas, cada continente con su grado de avance tecnológico, pero todos con la misma llamada: intentar sobrevivir.

Agradecemos la fotografía oficial a Real Mary Kings Close

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!