HMS Belfast, viajar en el tiempo sin abandonar el presente

Hace unas semanas le compartimos un bocadillo del plato principal: el gran y esplendoroso HMS Belfast, la nave museo que descansa e invita a visitarlos, a penas a metros del Punte de la Torre.

IMG_1748

Arranquemos con algo de historia para que sepan a que nos referimos cuando hablamos de este buque. Comenzó a surcar los mares en 1938 para participar de la segunda guerra mundial, donde en su primer batalla sufrió una avería gracias a un submarino alemán. Después de las reparaciones siguió en servicio hasta 1952, para luego pasar a tareas humanitarias, hasta que finalmente se decidió dejarlo como buque museo, el cual permanece abierto desde 1971. 

El mueso forma parte de los museos de guerra mas conocidos como Imperial War Museums. Los cuales son un imperdible para todos los interesados en la historia bélica del siglo pasado.

La nave cuenta con 9 cubiertas que invitan a recorrer su historia a cada paso. Como primer ingreso tenemos la experiencia Gun Turret, donde se puede disfrutar de la posibilidad de revivir un momento histórico como la batalla de North Cape, desde un actividad audio visual que nos trasporta, gracias a luces,humo y movimientos. También podemos conocer la historia del buque recorriendo la muestra Guerra y Paz, la cual nos cuenta el paso a paso en los distintos hechos históricos que participa junto con mapas, fotos, vídeos y vestimentas de la época.

A lo largo de la cubierta principal podemos conocer que pasaba por los pasillos del barco, indicada con una fantástica audio guía, la muestra Life of the Sea nos sumerge en la historia diaria de quienes vivían y trabajaban en ese barco. Es así como podemos recorrer su lavandería, carpintería, la zona sanitaria con dentista incluido, podemos a travesar su cocina, conocer los depósitos, ademas de conocer las historias y curiosidades que recorrieron los pasillos, como las competencias de baile en la capilla o el gato que habitaba el barco para controlar las plagas. Podemos llegar a la cabina del capitán, sentarnos en su silla y ver una imagen única de Londres desde ese lugar. A su lado tenemos la salas de comunicaciones y tácticas, la cuales tienen incluso juegos interactivos para involucrar también a los mas pequeños en la experiencia.

Debemos tener en cuenta a la hora de ingresar que es un lugar con muchas escaleras estrechas y empinadas, también tiene muchos cuartos como las salas de maquinas que están en los pisos inferiores y son cerrados y de techos bajos, por lo cual si les da un poco de claustrofobia no bajen a todos los sectores porque los caminos son solo de ida y para volver a subir tienen que dar toda la vuelta y cuando uno se empieza a sentir mal se complica.

Actualmente el museo abre de lunes a domingo entre las 10 y las 17 hs, y se puede ingresar por 16 libras. El mismo esta incluido en London Pass.

Para cerrar podemos decirle que fue una gran experiencia, todo el recorrido es muy ameno y esta bien explicado, la gente que trabaja allí es muy amable y están dispuestos a contarte siempre algo mas, sacarte una foto o simplemente señalarte el camino correcto. Simplemente un MUST para quienes aman la historia.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!