Cementerio de la Recoleta: un recorrido diferente de la historia argentina

 Pocos lugares en el mundo he visitado con tanta frecuencia
como el Cementerio de la Recoleta, es definitivamente mi atractivo favorito de
la ciudad, y no , les juro que no estoy loca. Es ese rincón donde el misterio,
la historia, el arte, el amor y la tragedia se cruzan de manera tan natural que
es magnético.
Por mi parte recorrí las callecitas de ese cementerio muchas
veces, ya sea en visita guiada, relevando o simplemente dejándome llevar por el
camino con una guía en mano.
Simplemente es un recorrido que alguna vez en la vida al
menos los viajeros deberían visitar. El Cementerio es un museo a cielo abierto,
actualmente cuanta con grandes cantidades de esculturas, de las cuales podemos
destacar, solo por nombrar algunas, el Cristo envejecido, las mujeres esculpidas
por la brillante Lola Mora o la tumba de Rufina Cambaceres, donde la podemos
ver a ella representada en 2 metros de mármol recordándonos su trágica
muerte.
Este lugar puede ser recorrido de tantas formas como
personas que lo visitan, puede ser por temática, por historia, por calles , de
izquierda a derecha o de arriba abajo, siempre hay una historia que contar o
una tumba que ver.
Podría estar días escribiendo sobre este lugar pero decidí
por el bien de todos mis lectores destacar algunas tumbas imperdibles ya sea
por su estructura o su historia:
  • Tumba de Luis María Campos: Un hermoso grupo escultórico
    decora esta construcción. Justa de Urquiza, su esposa fue quien encargo la
    escultura donde su marido debía vestir su uniforme militar. Sobre el lateral
    izquierdo, aparece ella ofrendándole un ramito de jacitos, como el que él le
    regaló el día que se conocieron; Sobre el lateral derecho la Patria, que lo
    está observando, con su mano apoyada en el escudo nacional, en forma de figura
    femenina. Por último el grupo es coronado con un ángel en la parte superior que
    les indicando el camino al cielo al general.
  •  Eva Perón: ya sea por
    su historia personal y política o la historia misma que abarco la manipulación
    de su cuerpo, esta bóveda es de la más visitada del lugar. Siempre con flores
    frescas en su puerta y con un diminuto pasillo abarrotado de visitantes esta
    tumba es visitada en promedio por 2000 personas diarias. Si están de visita en
    lugar, háganse de un poquito de paciencia y pase a verla.
  •  Salvador y Tiburcia:
    este matrimonio llevo su pelea en vida hasta el fin de sus días, y después
    también. La historia es así Salvador María del Carril se cansó de los gastos de
    su esposa y publico una solicitada en el diario de que él no iba a pagar más
    por los gastos de ella. Ella se ofendió de tal manera que nunca más le dirigió
    la palabra. Fallecido Salvador fueron depositados sus restos en la tumba del
    cementerio, ella dejo expresas directivas para el día que ella falleciera. Es
    así que hasta el día de hoy Salvador tiene una escultura sentado en su sillón
    mirando hacia la puerta principal del cementerio y ella tiene su busto detrás,
    mirando exactamente para el lado contrario, dándole la espalda aun después de
    la muerte.
  • Tomas Guido y los andes: tomas guido fue compañero de Sana
    Martín, y el quería ser enterrado en los Andes, por diversos motivos esto no
    fue posible y fue su hijo quien le construyo esta singular tumba. Con piedras
    traídas de los andes formo la actual bóveda para que su padre tenga
    medianamente cumplido su deseo póstumo.
Realmente es un lugar increíble y como todos los cementerios
habla mucho de la cultura del lugar. Podría marcarles 100 tumbas mas, pero no se asusten, no los voy a cansar.
El cementerio abre todo el año desde las 7 a.m. hasta las 17 hs en invierno y las 18 hs en verano. Hay visitas guiadas gratuitas, si no siempre hay guías para contratar. No se cobra entrada.

Los invito a darse una vuelta si están cerca, no se van a
arrepentir

Fotos: Natalia Strack- Strack Photo Studio Producciones




Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te gusto esta nota? Compartela con amigos!