Ripley’s Aquarium: mirando el fondo del agua desde la superficie.

La vida es mas sabrosa abajo del mar, dijo el cangrejo de La Sirenita, y el Ripley’s Aquarium se lo tomo a pecho. Por mi parte es la primera vez que visitaba uno, así que no sabía que esperar.

Nos vamos sumergiendo en Ripley’s Aquarium

Desde que te paras en su vereda la experiencia comienza, con arbustos en forma de tortugas o tiburones, y tentáculos saliendo de las alcantarillas. Adentro te esperan más de 20 mil ejemplares y unas peceras gigantescas, donde podes descubrí la vida marina. Entre juegos y vídeos la visita nos ayuda a entender lo importante de estas especies y la necesidad de hacer cambios urgentes para preservarlos.

Todos los peces hacia el mismo lado

Con 9 salas, el recorrido en Ripley’s Aquarium fluye desde las profundidades, comenzando a zambullirte con las especies locales del país. Una de las vistas más llamativas es al pulpo del pacifico que pueden pesar hasta 15 kg y vivir hasta 4 años. El pez “paddle” llama la atención por su larga nariz, que es casi tan larga como su cuerpo, diseñada por la naturaleza para detectar fitoplancton.

Nada-remos, nada-remos

La Sala “Rainbow Reef” nos recuerda que sin Arrecife, nuestro mar está en serios problemas. Es por esto que además de mostrarlo y concientizar con el tema, el acuario está involucrado en programas de restitución al océano. Una de las actividades más importante se realizan en el campo, colectando los gametos y llevándolos a los laboratorios para poder fertilizarlos y asegurar su crecimiento para ser luego devueltos al mar. Les recomiendo leer el contenido completo en su página porque es más que interesante.

¿Encontraremos a Nemo?

Continuamos en Ripley’s Aquarium hacia llamada «Peligrosa laguna». “Simpático nombre para una pecera” pensaba, hasta que vi que paso un tiburón nadando. Es la exhibición más grande del acuario con casi 3 millones de litros de agua. Tiburones, tortugas, rayas y peces gigantes completan la escena entre cientos de peces más pequeños.

Me parece que hay alguna raya

De repente estás inmerso en un cuadro de la película de Buscando a Nemo, correteando por toda la exhibición que se convierte en un gran túnel donde los animales te pasan por arriba y vos no podes dejar de señalar y gritar. Sin dudas mi parte favorita del recorrido, debemos haber perdido al menos una hora ahí dentro. Yendo y viniendo porque a cada segundo descubrís algo nuevo.

Creo que vi un lindo tiburon

El planeta de las Medusas de Ripley’s Aquarium

Cuando salís de este lugar crees que nada mejor puede pasarte, pero Planet Jelleies, te vuela la cabeza. En una pecera en contraste las Chrysaora fuscescens (asi se llaman este tipo de medusas), pueden llegar a pesar 25 kg y medir 60 cm. Es casi aturdidor ver el movimiento tan relajante de estas medusas. Junto a ellas también podes ver las Medusas Luna y la Upside Down.

Hola Medusin

Para cerrar el recorrido podes ver todo el sistema de filtrado y limpieza de las peceras y estaques del Ripley’s Aquarium . El 95% del agua es reutilizada gracias a este sistema de filtros y bombas, removiendo hasta 98 millones de litros de agua por día.

Saliendo a la superficie

El acuario es un buena manera de descubrir sobre la vida bajo el agua y la conservación. Con un recorrido muy ameno, lleno color, datos y juegos podes pasar un hermoso rato acá. Lo bueno es que tiene un horario muy amplio y permite que puedas ajustarlo fácilmente a tu itinerario de viaje.

Sin dudas es una excelente opción si vas con chicos, y para adultos que tienen interés por la vida marina. Quiero destacar la atención del personal que fue excelente en todo momento, lo cual le dio doble valor a la visita.

Costo: Adultos desde 33 CAD , Menores de 6 a 13 23 CAD

Horarios : Lunes a Domingos de las 9am a las 11 pm

Pagina Web

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.